20170307. CARLOS MALPICA FAUSTOR. OPINIÓN. CURRICULO NACIONAL DE LA EDUCACIÓN BÁSICA DEBE APROBARSE POR DECRETO SUPREMO CON VOTO DEL CONSEJO DE MINISTROS.

Lima, martes 7 de marzo de 2017

OPINO QUE EL CURRÍCULO NACIONAL DE LA EDUCACIÓN BÁSICA NO PUEDE APROBARSE POR RESOLUCIÓN MINISTERIAL, SINO POR DECRETO SUPREMO CON VOTO DEL CONSEJO DE MINISTROS.

Considero que la Resolución Ministerial Nº 281-2016-MINEDU, publicada el 3 de junio de 2016, que aprueba el Currículo Nacional de la Educación Básica, es cuestionable, pues incumpliría la Ley 29158, Ley Orgánica del Poder Ejecutivo (LOPE), publicada el 20 de diciembre de 2007, que tiene mayor jerarquía.

Si aceptamos que la política curricular es una de las políticas públicas más importantes del Sector Educación, le resultaría aplicable el artículo 4.1 de la LOPE, que dispone:

 “Las políticas nacionales definen los objetivos prioritarios, los lineamientos, los contenidos principales de las políticas públicas, los estándares nacionales de cumplimiento y la provisión de servicios que deben ser alcanzados y supervisados para asegurar el normal desarrollo de las actividades públicas y privadas (…) Para su formulación el Poder Ejecutivo establece mecanismos de coordinación con los gobiernos regionales, gobiernos locales (…) Las políticas nacionales y sectoriales se aprueban por decreto supremo, con el voto del Consejo de Ministros”.

Esta opinión la formulé a los pocos días de publicada la Resolución Ministerial Nº 281-2016-MINEDU y la difundí por el Diario Nuevo Sol, en su edición del 10 de junio de 2016, página 8:

https://cnmalpica.wordpress.com/2016/06/14/20160610-carlos-malpica-faustor-diaio-nuevo-sol-articulo-el-curriculo-nacional-debe-aprobarse-por-decreto-supremo-con-voto-del-consejo-de-ministros/

Ver también:

https://cnmalpica.wordpress.com/2016/03/17/20160317-carlos-malpica-faustor-diario-nuevo-sol-articulo-magisterio-inicia-ano-escolar-2016-con-curriculo-nacional-2008-parchado/

RESOLUCIÓN MINISTERIAL Nº 281-2016-MINEDU. Publicada el 3 de junio de 2016

http://busquedas.elperuano.com.pe/download/url/aprueban-el-curriculo-nacional-de-la-educacion-basica-resolucion-ministerial-no-281-2016-minedu-1388044-1

http://www.minedu.gob.pe/curriculo/pdf/curriculo-nacional-2016-2.pdf

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

20030630. CARLOS MALPICA FAUSTOR. DIARIO LA REPÚBLICA. ASUME EL CARGO DE MINISTRO DE EDUCACIÓN

http://larepublica.pe/01-07-2003/malpica-dice-que-crisis-sera-superada

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

20160222. CARLOS MALPICA FAUSTOR. CONFERENCIA ENCINAS 2016. EL PRESUPUESTO DE EDUCACIÓN, UNA INVERSIÓN EN EL CAPITAL HUMANO DEL PAÍS

http://www.asup.pe/el-presupuesto-en-educacion-es-una-inversion-y-por-eso-su-ejecucion-debe-ser-prioritaria/

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

20031122. CARLOS MALPICA FAUSTOR EN CANAL N. PLAN DE PAZ Y LUCHA CONTRA LA POBREZA

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

2994. CARLOS MALPICA FAUSTOR. FOTO OFICIAL EN LA GALERÍA DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN

CARLOS MALPICA FAUSTOR. FOTO OFICIAL EN LA GALERÍA DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN

https://onedrive.live.com/?authkey=%21AJFOKEApYu0bY2c&cid=5EE4272FDCC369DF&id=5EE4272FDCC369DF%2130597&parId=5EE4272FDCC369DF%213156&o=OneUp

 

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

20170112.CARLOS MALPICA FAUSTOR.ARTÍCULO.SEÑOR PRESIDENTE: EVITE QUE CIENTOS DE DOCENTES DE LAS UNIVERSIDADES PÚBLICAS CESEN AUTOMÁTICAMENTE AL CUMPLIR 70 AÑOS DE EDAD:

SEÑOR PRESIDENTE: EVITE QUE CIENTOS DE DOCENTES DE LAS UNIVERSIDADES PÚBLICAS CESEN AUTOMÁTICAMENTE AL CUMPLIR 70 AÑOS DE EDAD:

HAY QUE SUPRIMIR EL CUARTO PÁRRAFO DEL ARTÍCULO 84 DE LA LEY 30220, LEY UNIVERSITARIA

Por Carlos Malpica Faustor

La SENTENCIA del Tribunal Constitucional de fecha 10 de noviembre de 2015 declaró infundadas todas las demandas de inconstitucionalidad de un conjunto de artículos de la Ley Universitaria, entre ellos el artículo 84, cuyo cuarto párrafo establece:

 “Artículo 84. Periodo de evaluación para el nombramiento y cese de los profesores ordinarios.

(…)

La edad máxima para el ejercicio de la docencia en la universidad pública es setenta años. Pasada esta edad solo podrán ejercer la docencia bajo la condición de docentes extraordinarios y no podrán ocupar cargo administrativo.”

En la SENTENCIA el Tribunal Constitucional expresa:

“255. Estando a lo expuesto, se puede concluir que la medida adoptada constituye el ejercicio de una potestad del legislador que permite realizar una finalidad constitucionalmente legítima sin que se revele como desproporcionada por cuanto la ley no veda la posibilidad de que continúe realizando la actividad”.

Sin embargo, la constitucionalidad del párrafo cuarto del artículo 84 de la Ley Universitaria no significa que sea intocable. Se aprobó por ley ordinaria y por ley ordinaria puede ser suprimido.

Tal modificación se justifica ampliamente en la fundamentación de los votos singulares de los magistrados Miranda Canales (todo el texto) y Ernesto Blume Fortini (fundamentos 9.1 al 9.5, 11.16 y 11.17).

El Magistrado Miranda Canales deja constancia, en el primer párrafo de su voto singular, lo siguiente:

“Con el debido respeto por mis colegas debo emitir el presente voto singular en virtud de que, al momento de la votación, el suscrito, junto con los magistrados Blume, Ramos y Espinosa-Saldaña, votamos en contra de lo propuesto en el proyecto firmado en mayoría respecto de lo referido a la edad máxima para ejercer la docencia (…)”

[Esto quiere decir que de los cinco Magistrados firmantes de la Sentencia, tres (Miranda Canales, Ramos y Espinoza Saldaña) votaron en contra de fijar la edad máxima para ejercer la docencia]

El Magistrado Miranda Canales en su voto singular expresa:

“ (…) la edad, por sí misma, no constituye el único criterio adecuado para evaluar el rendimiento de un docente universitario, puesto que la calidad de la enseñanza no necesariamente, está relacionada con la edad del docente” [Fundamento 4].

Y el Magistrado Ernesto Blume Fortini:

“Ya en anterior oportunidad (mi voto singular en el Expediente N° 0021- 2012-PI/TC) me he pronunciado en el sentido de cuestionar aquellas normas que establecen requisitos para el ejercicio docente en función de la edad”. [Fundamento 9.1]

“ (…) obligar a que un docente se retire únicamente en función de la edad que tiene constituye un despropósito y sobre todo un acto contrario a lo dispuesto en el inciso 2 del artículo 2° de la Constitución” [Fundamento 9.2]

Más información en:

https://cnmalpica.wordpress.com

 

FUENTES DE INFORMACIÓN:

La Ley 30220, Ley Universitaria:

http://www.leyes.congreso.gob.pe/Documentos/Leyes/30220.pdf

(…)

Artículo 84. Periodo de evaluación para el nombramiento y cese de los profesores ordinarios.

El periodo de nombramiento de los profesores ordinarios es de tres (3) años para los profesores auxiliares, cinco (5) para los asociados y siete (7) para los principales. Al vencimiento de dicho periodo, los profesores son ratificados, promovidos o separados de la docencia a través de un proceso de evaluación en función de los méritos académicos que incluye la producción científica, lectiva y de investigación.

El nombramiento, la ratificación, la promoción y la separación son decididos por el Consejo Universitario, a propuesta de las correspondientes facultades.

Toda promoción de una categoría a otra está sujeta a la existencia de plaza vacante y se ejecuta en el ejercicio presupuestal siguiente.

La edad máxima para el ejercicio de la docencia en la universidad pública es setenta años. Pasada esta edad solo podrán ejercer la docencia bajo la condición de docentes extraordinarios y no podrán ocupar cargo administrativo.

La universidad está facultada a contratar docentes. El docente que fue contratado puede concursar a cualquiera de las categorías docentes, cumpliendo los requisitos establecidos en la presente Ley.

 

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL

(http://cde.peru21.pe/doc/0/0/3/3/4/334385.pdf)

PLENO JURISDICCIONAL

Expedientes 0014-2014-P1/TC, 0016-2014-PI/TC, 0019-2014-P1/TC y

0007-2015-PI/TC

SENTENCIA DEL 10 DE NOVIEMBRE DE 2015

Caso ley universitaria

COLEGIO DE ABOGADOS DE LIMA, COLEGIO DE ABOGADOS DE LIMA NORTE, CONGRESISTAS DE LA REPÚBLICA Y 6453 CIUDADANOS C. CONGRESO DE LA REPÚBLICA

Asunto: Demanda de inconstitucionalidad interpuesta contra diversos artículos de la Ley Universitaria número 30220

Magistrados firmantes:

SS.

URVIOLA HANI

MIRANDA CANALES

RAMOS NÚÑEZ

LEDESMA NARVÁEZ

ESPINOSA-SALDAÑA BARRERA

 

LEGITIMIDAD DEL LÍMITE DE EDAD ESTABLECIDO EN EL CUARTO PÁRRAFO DEL ARTÍCULO 84

Fundamentos 249 a 263

  1. A continuación, debe examinarse la legitimidad del límite de edad establecido en el cuarto párrafo del presente artículo, determinando si continuación, deberá examinarse la legitimidad del límite de edad, determinando si constituye una intromisión desproporcionada en la autonomía universitaria o una forma de discriminación arbitraria.
  2. En relación con el primero de estos aspectos, el alegato de los demandantes se centra en sostener que sólo las universidades, en ejercicio de su autonomía administrativa, pueden determinar los límites para el desarrollo de la docencia.
  3. Como ya ha sostenido este Tribunal, el ejercicio de la autonomía universitaria se manifiesta en la potestad de autorregulación de las casas de altos estudios, pero sujeta al marco de la Constitución y la ley. Al respecto, ha sostenido que dicha autonomía “[…] puede ser objeto de una ‘determinación legislativa’ en cuanto a su extensión, siempre que ésta respete y permita desarrollar las ideas nucleares y los contenidos esenciales que la Constitución ha fijado sobre la materia”.
  4. En tanto y en cuanto el constituyente no ha fijado un límite de edad para el ejercicio del cargo de docente ordinario, ni ha prohibido el establecimiento de dicho límite. Por ende, e independientemente de cualquier otra consideración, el mismo deviene en constitucionalmente posible.
  5. Cabe tomar en cuenta que una medida de esta naturaleza viabiliza el derecho de acceso a la función pública de nuevos cuadros, favoreciendo además la movilidad y el ascenso de los profesores ordinarios.
  6. Este Tribunal ha señalado que “[…] una interpretación constitucionalmente adecuada del concepto ‘función pública’ exige entenderlo de manera amplia, esto es, desde el punto de vista material como el desempeño de funciones en las entidades públicas del Estado. La determinación de este aspecto ha de efectuarse casuísticamente. No obstante, en vía de principio, pueden ser considerados como tales cargos el de los servidores públicos, en general, de conformidad con la Ley de la materia, de los profesores universitarios, los profesores de los distintos niveles de formación escolar preuniversitaria, servidores de la salud, servidores del cuerpo diplomático y, ciertamente, jueces y fiscales” (STC 00025-2005-APTC, Fundamento Jurídico 51).
  7. Estando a lo expuesto, se puede concluir que la medida adoptada constituye el ejercicio de una potestad del legislador que permite realizar una finalidad constitucionalmente legítima sin que se revele como desproporcionada por cuanto la ley no veda la posibilidad de que continúe realizando la actividad.
  8. Y es que un profesor(a) universitario(a) con más de setenta años podrá continuar desarrollando la docencia, pero en la categoría de extraordinario. Para ello deberá efectuarse una evaluación de su mérito académico y de su producción científica, lectiva y de investigación.
  9. Cabe concluir entonces que el límite de edad para el ejercicio de la docencia dentro de la categoría de ordinario no resulta inconstitucional, en tanto en esta ley no impide la realización del derecho de acceso a la función pública y del ascenso dentro de la misma.
  10. Tampoco cabe hablar de discriminación entre docentes de universidades públicas y privadas, por cuanto no cabe aplicar a los segundos la lógica relacionada con la función pública.
  11. Ahora bien, corresponde anotar que en relación con los docentes extraordinarios, el inciso 2 del artículo 80 de la ley establece que son “eméritos, honorarios y similares dignidades que señale cada universidad”.
  12. Los profesores eméritos son aquellos que no se encuentran en actividad, pero reciben un reconocimiento relacionado con el mérito inherente a una trayectoria científica especialmente relevante. Por su parte, los profesores honorarios son personalidades destacadas de una especialidad a las que se confiere el título de docente de una universidad, pero que no desempeñan sino accidentalmente la docencia en aquella universidad que le acordó el grado.

(…)

  1. FALLO

Por estos fundamentos, el Tribunal Constitucional, con la autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú;

HA RESUELTO

1 Declarar INFUNDADAS las demandas de inconstitucionalidad interpuestas contra la Ley 30220, Ley Universitaria.

(…)

 

VOTO SINGULAR DEL MAGISTRADO MIRANDA CANALES

Con el debido respeto por mis colegas debo emitir el presente voto singular en virtud de que, al momento de la votación, el suscrito, junto con los magistrados Blume, Ramos y Espinosa-Saldaña, votamos en contra de lo propuesto en el proyecto firmado en mayoría respecto de lo referido a la edad máxima para ejercer la docencia. Conforme a ello, procedo a emitir el presente voto singular respecto del extremo referido al cuarto párrafo del artículo 84 ley que es objeto de demanda, por lo que considero que este extremo debe ser FUNDADO; conforme paso a exponer:

1.- El artículo 84 de le Ley N° 30220, en su cuarto párrafo, establece la jubilación de los docentes universitarios a los 70 años. A su vez, permite el ejercicio de la docencia universitaria a quienes, superando dicha edad, tengan la condición de docentes extraordinarios:

“La edad máxima para el ejercicio de la docencia en la universidad pública es setenta años. Pasada esta edad solo podrán ejercer la docencia bajo la condición de docentes extraordinarios y no podrán ocupar cargo administrativo”.

  1. La condición de docentes extraordinarios se encuentra definida en el inciso segundo del artículo 80 de la misma ley, que establece que tienen tal condición los profesores “…eméritos, honorarios y similares dignidades que señale cada universidad, que no podrán superar el 10% del número total de docentes que dictan en el respectivo semestre”.
  2. Corno se desprende de las citadas disposiciones, la ley universitaria restringe la participación de los profesores universitarios de más de 70 años.
  3. Al respecto, considero que si bien esta limitación persigue una finalidad constitucionalmente legítima, esto es, mejorar la calidad de la educación, lo cierto es que la edad, por sí misma, no constituye el único criterio adecuado para evaluar el rendimiento de un docente universitario, puesto que la calidad de la enseñanza no necesariamente, está relacionada con la edad del docente. En efecto, ningún profesor universitario es bueno o malo por la edad que tenga sino por una serie de factores como son los grados académicos obtenidos, la actividad investigadora desarrollada a lo largo de su carrera, sus publicaciones, entre otros.
  4. Además, la propia ley prevé de otros mecanismos destinados a asegurar la calidad de los docentes, que resultan mucho más adecuados para tal fin, y que no toman en cuenta la edad como parámetro. Así, el propio artículo 84 de la ley prevé en su primer párrafo que los docentes serán sometidos a un proceso de ratificación periódico cada 3, 5 o 7 años, dependiendo de si se trata de profesores auxiliares, asociados, y principales, respectivamente.
  5. De este modo, ante la existencia de otros mecanismos —ya previstos en la propia ley- que resultan más adecuados para evaluar el desempeño profesional de los docentes universitarios, y que a su vez son menos restrictivos del derecho al trabajo que a limitación por edad, determina la inconstitucionalidad del cuarto párrafo del artículo 84 de la Ley Universitaria.

Por lo expuesto, mi voto es porque se declare FUNDADA en parte la demanda y, en consecuencia, INCONSTITUCIONAL el cuarto párrafo del artículo 84 de la Ley N° 30220.

 

VOTO SINGULAR DEL MAGISTRADO ERNESTO BLUME FORTINI,

(…)

  1. El requisito de la edad.

9.1 – Ya en anterior oportunidad (mi voto singular en el Expediente N° 0021- 2012-PI/TC) me he pronunciado en el sentido de cuestionar aquellas normas que establecen requisitos para el ejercicio docente en función de la edad

9.2 Dije al respecto que el obligar a que un docente se retire únicamente en función de la edad que tiene constituye un despropósito y sobre todo un acto contrario a lo dispuesto en el inciso 2 del artículo 2° de la Constitución, que recoge corno uno de los derechos fundamentales el de la igualdad y prohibe la discriminación por motivos de toda índole, preceptuando que toda persona tiene derecho: “A la igualdad ante la ley. Nadie debe ser discriminado por motivo de origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión, condición económica o de cualquiera otra índole.”

9.3 Debe recordarse al respecto que la docencia no es una actividad en la que se prioriza la condición física óptima, sino más bien las condiciones mentales y la capacidad intelectual, habida cuenta que son estas últimas las que permiten una adecuada trasmisión de los contenidos de las diversas asignaturas que se imparten en el proceso de aprendizaje; en este caso universitario o superior.

9.4 En la historia nacional y universal, se evidencia de manera inobjetable que muchas personas con edad longeva han estado muy por encima de las expectativas intelectuales que de ellas se esperaba, y que de haberse prescindido de su participación en los quehaceres o responsabilidades que en su momento se les encomendaron, se hubiera privado a sus sociedades de una estupenda oportunidad de servicio plenamente acreditada en los hechos.

9.5 Por ello, pretender que el correcto aprendizaje en el ámbito universitario se garantiza per se porque un docente tiene menos de la edad que la prevista por la norma impugnada, es partir de una presunción que admite prueba en contrario, pues no existe dato objetivo alguno que demuestre que porque un profesor tiene menos edad que otro, el proceso de enseñanza resulte más óptimo. Al contrario de ello, la experiencia ganada con los años acrecienta las posibilidades de una mejor aptitud docente y de una mejor calidad del proceso de aprendizaje y de la trasmisión de conocimientos.

(…)

Sobre el requisito de la edad.

11.16 Considero que el artículo 84° de la norma impugnada, referido al periodo de evaluación para el nombramiento y cese de los profesores ordinarios, es igualmente inconstitucional, particularmente en lo referido al cese automático de los docentes pertenecientes a las universidades públicas a partir de la edad de los setenta años.

11.17 La citada previsión, desde mi punto de vista y acorde con la posición que ya he sostenido en alguna otra oportunidad, deviene en discriminatoria al pretender asumir una postura absolutista en relación con la capacidad docente, como si esta dependiera única y exclusivamente de factores temporales.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

20161212. CARLOS MALPICA FAUSTOR. EXPOSICIÓN EN LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO “LEER EN EL PERÚ” DE ERNESTO YEPES DEL CASTILLO.

Lima, domingo 8 de enero de 2017

De la presentación del libro “Leer en el Perú. Desafío y realidad”, de Ernesto Yepes Del Castillo. Lima, noviembre de 2016, 266 pp.

Lima, 12 de diciembre de 2016.

En el auditorio del Campus Sur de la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), en Miraflores.

Videos:

Resúmenes de las Intervenciones de los cuatro ex Ministros de Educación:

  • Dante Córdova Blanco (1995-1996) [hasta los 18.55 minutos]
  • Gerardo Ayzanoa del Carpio (2001-2003)

https://www.youtube.com/watch?v=8yDYkfUpMwA

  • Carlos Malpica Faustor (2003-2004) [hasta los 11.15 minutos]
  • Javier Sota Nadal (2004-2006)

https://www.youtube.com/watch?v=-jd-K6IH_nw

Fotos:

https://www.flickr.com/photos/faedu-upch/sets/72157678114365795

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario