20150706. CARLOS MALPICA FAUSTOR. UNA REVOLUCIÓN O REFORMA EDUCATIVA ¿SIN LOS MAESTROS?

UNA REVOLUCIÓN O REFORMA EDUCATIVA ¿SIN LOS MAESTROS?
Por: Carlos Malpica Faustor
Publicado en el Diario Nuevo Sol, edición del 6 de julio del 2015, p. 6
En el “Día del Maestro Peruano” la sociedad recuerda y rinde merecido tributo a todos sus maestros, fallecidos, cesantes, en actividad, desempleados o en formación. Pero sería bueno que hoy las autoridades y las comunidades educativas del país, además de ofrecer homenajes a la abnegada, sacrificada y a veces heroica tarea de sus maestros, reflexionen sobre la misión, la situación actual y la perspectiva futura de la obra formativa de los maestros peruanos y de su situación profesional, social y económica, a la luz de importantes disposiciones y compromisos que al respecto fueron formalizados a lo largo de nuestra vida republicana, entre ellos:
• el decreto de José de San Martín, del 6 de julio de 1822, que creó la Escuela Normal;
• la ley que Ramón Castilla promulga el 28 de febrero de 1861, instituyendo el profesorado como carrera pública;
• el decreto supremo de Manuel A. Odría, del 4 de mayo de 1953, que instituyó el “Día del Maestro Peruano”;
• la Ley 25231, publicada el 7 de junio de 1990, que creó el “Colegio Profesional de Profesores del Perú”;
• la Constitución Política de 1993;
• el Acuerdo Nacional, suscrito el 22 de julio del 2002.
• la Ley 28044, Ley General de Educación, publicada el 29 de julio del 2003;
• la Resolución Suprema 001-2007-ED, que aprueba el Proyecto Educativo Nacional;
• las leyes que modifican la Ley del Profesorado y la Carrera Pública Magisterial.
Sobre el decreto del 6 de julio de 1822, Basadre dice:
“Junto con bandera e himno, ejército y marina, organización administrativa y judicial, el gobierno de San Martín le dio al Perú la escuela normal “
Sobre la ley del 28 de febrero de 1861, cabe destacar dos considerandos:
“1.- Que la enseñanza es la profesión creadora de todas las demás que existen en la sociedad;
2.- Que, por consiguiente, los que se dedican a ella deben gozar de todos los derechos y prerrogativas que las leyes acuerdan a las carreras públicas más ilustres;”
Es lamentable constatar, 154 años después, que la “Carrera Magisterial”, la más antigua de las carreras públicas civiles, no es la más atractiva de ellas; que el maestro es el profesional peor remunerado de todos los servidores públicos de carrera, y que la remuneración de un maestro en el nivel inicial de su carrera no alcanza a dos salarios mínimos vitales.
También lo es que en el Presupuesto de Educación 2015, que por primera vez después de más de 30 años (toda una generación) contempla un notable incremento del 3 al 3.5 por ciento del PBI, se ha previsto destinar esos incrementos de créditos presupuestales, más a la construcción, equipamiento y mantenimiento de los locales escolares (que es dudable lleguen a ejecutarse), que a mejorar la situación profesional, social y económica de los maestros.
Debe agregarse que en las últimas décadas se ha modificado varias veces las leyes del profesorado y de la cerrera magisterial, y, sin embargo, no se ha realizado concursos públicos para nombrar a los maestros (servidores del Estado), ni concursos internos de ascenso, por lo que se sigue recurriendo a contratos temporales de maestros (servidores del Gobierno).
No es extraño que en este día, las relaciones entre el Gobierno y el Magisterio, no pasen por su mejor momento. Se anuncian paros, huelgas y movilizaciones (es a través de ellos que el Magisterio considera ha logrado sus mayores conquistas) y se multiplican sus reclamos por derechos y beneficios que consideran han sido vulnerados, los que alcanzan ya a miles de demandas en la vía judicial.
Creo que además de celebrar el Día del Maestro, la sociedad civil y las autoridades (de este gobierno que prometió “una revolución educativa, con los maestros”, o del próximo) deberían aprobar el “Pacto Social” que prometió, hace 13 años, el Acuerdo Nacional 2002-2021: “Con ese objetivo el Estado: … (c) promoverá el fortalecimiento y la revaloración de la carrera magisterial, mediante un pacto social que devenga en compromisos recíprocos que garanticen una óptima formación profesional, promuevan la capacitación activa al magisterio y aseguren la adecuada dotación de recursos para ello;”
Una política magisterial de calidad, debe basarse en atraer, desarrollar y retener a los mejores. Esa es la deuda de todos nosotros con el Maestro Peruano.

Acerca de cnmalpica

carlos@malpica.net http://www-slideshare.net/carlosmalpicafaustor Peruano. Profesor, Investigador, Especialista y Consultor Internacional en Administración y Planificación de la Educación; Planificación del Desarrollo Económico y Social; Reforma de la Administración Pública; Gestión Pública, y Desarrollo de Capacidades Nacionales. Ha dirigido visitas de estudio, misiones oficiales, cursos y consultorías en 40 Estados Miembros de América Latina, Estados Unidos de América, Europa, Asia, África y Estados Árabes. Lenguas de trabajo: Castellano, Inglés y Francés. Egresado de la primera promoción (1953) de La Cantuta (hoy Universidad Nacional de Educación - UNE), con estudios de especialización y postgrado en las Facultades de Educación de las Universidades de Puerto Rico, Chile y Nacional Mayor de San Marcos. Experiencia docente en Educación Secundaria, Normal, Superior y Universitaria. Ex-funcionario de la Alta Dirección del Ministerio de Educación, del Instituto Nacional de Planificación - INP, de la Escuela Superior de Administración Pública -ESAP, de la CRYRZA y del Instituto Nacional de Administración Pública - INAP. Representante del Perú en numerosas misiones oficiales en el exterior. Ex-funcionario de la UNESCO (París 1979-1993) en el Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación - IIPE (Investigador, Asesor y Director de la Formación). Consejero ad honorem de la Delegación Permanente del Perú ante la UNESCO (París, 1993-1995). Ex-Asesor del Viceministro de Relaciones Exteriores, ex-miembro del Consejo Nacional de Educación, ex-Coordinador de la Comisión Presidencial de Educación y ex-Ministro de Educación (2003-2004). Actualmente: miembro de “Foro Educativo”; de la "Asociación Civil Presidente Ramón Castilla" para la Reforma del Estado y la Modernización de la Administración Pública (Presidente fundador); de la "Comisión Nacional de Asesoramiento Institucional del Colegio de Profesores del Perú - CPPe" (Coordinador); de la Asociación Civil Instituto Pro Gobernabilidad de la Educación - IGEPE" (Presidente). Ha publicado libros, informes de investigación, artículos y documentos técnicos sobre Experiencias Nacionales de Planificación Económica y Social, Administración Pública, Descentralización y Evaluación del Desarrollo, y sobre la formulación y evaluación de Planes, Programas y Proyectos Estratégicos de Educación. Ver: http://cnmalpica.wordpress,com/ Distinciones: "Palmas Magisteriales del Perú" en el Grado de Comendador; "Orden Andrés Bello" del Gobierno de Venezuela; “Profesor Honorario” de la Universidad Nacional de Educación; “Medalla a la Integración Simón Bolívar” de la CIPIS de Brasil; "Laureles Educativos" de la Confederación Nacional de APAFAS del Perú; "Doctor Honoris Causa" de la Confederación Mundial de Asociaciones de Padres de Familia; Profesor Honorario de la University of Silvaner Inc. de Panamá.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s