20150102.LA LEY 30288 DE PROMOCIÓN DEL EMPLEO JUVENIL FRENTE A LAS RECOMENDACIONES DE LA OIT

LA LEY 30288 DE PROMOCIÓN DEL EMPLEO JUVENIL FRENTE A LAS RECOMENDACIONES DE LA OIT
Prof. Carlos Malpica Faustor
carlos@malpica.net
Ex Ministro de Educación

Siguen creciendo el debate y la turbulencia generados por la Ley 30288, “LEY QUE PROMUEVE EL ACCESO DE JÓVENES AL MERCADO LABORAL Y A LA PROTECCIÓN SOCIAL” , publicada en el diario oficial el 16 de diciembre del 2014. Me pronuncié oportunamente al respecto en un artículo titulado “Ley del Empleo Juvenil: una intención buena pero un diseño equivocado”, señalando que si bien no se puede discrepar de la buena intención de la ley, debe tomarse en cuenta la oposición de los jóvenes, el remordimiento de parte de los 68 congresistas que la aprobaron y las controversias ocasionadas en las organizaciones políticas y el mundo académico, frente a la intransigencia del Ejecutivo que reitera que no dará marcha atrás. Manifestamos también que no era conveniente el camino escogido de crear un nuevo régimen laboral especial, que si bien es temporal y opcional, no deja de ser de segunda clase. Resulta, pues, importante y urgente, resolver el grave impasse que se ha producido. Sugerí un enfoque diferente, basado más en el respeto de los derechos humanos y educativos, que en la preponderancia de consideraciones económicas y de mercado, a fin de superar la percepción que tienen los trabajadores y desocupados de que se intenta tratarlos como si fueran una mercancía. Propuse una estrategia de cinco puntos de política educativa y concluí demandando: (1) que en
la propuesta de nuevo currículo nacional de la Educación Básica, la “inserción en el mercado laboral” se entienda no solamente referida a formar a los jóvenes para “que busquen empleo” (criterio de empleabilidad al que se limita la Ley 30288), sino también para “que creen empleo” (criterios de emprendurismo y competitividad), y (2) que el Ministerio de Educación cumpla con el artículo 35 de la Ley 28044, General de Educación, que establece un “diploma de egresado con mención en un área técnica que habilite al egresado para insertarse en el mercado laboral”.

En una segunda nota sustenté mi propuesta en la
Declaración Universal de Derechos Humanos, en cuyo
Artículo 23 se establece que:

Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.
Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual.
Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.
Esto es muy importante para el caso, pues nuestra Constitución establece (Cuarta de sus Disposiciones Finales y Transitorias) que: ”
Las normas relativas a los derechos y a las libertades que la Constitución reconoce se interpretan de conformidad con la Declaración Universal de Derechos Humanos y con los tratados y acuerdos internacionales sobre las mismas materias ratificados por el Perú”.

En este artículo quiero agregar que el Gobierno Peruano podría solicitar la cooperación de la OIT (Organización Internacional del Trabajo) para resolver el conflicto. Y eso por dos razones, la primera porque la OIT ha formulado convenios, resoluciones y recomendaciones política y técnicamente aplicables al caso; segundo, porque el mismo Presidente de la República se ha expresado en concordancia en el propio seno de la OIT, en los años 2012 (en Ginebra) y 2014 (en Lima).

La OIT en su Conferencia Internacional de Trabajo (CIT) del año 2012 aprobó un importante Informe Final y una Resolución específica con recomendaciones de políticas relativas a la crisis del empleo juvenil. En ellas se contempla lo siguiente:
“11. En la discusión general celebrada por la CIT en 2012 se examinaron la magnitud y las características de la crisis del empleo juvenil, agravada en muchos países por la crisis económica y financiera mundial. Se analizaron en particular las elevadas tasas de desempleo y subempleo, el deterioro de la calidad de los puestos de trabajo disponibles para los jóvenes, su desvinculación del mercado de trabajo y la evolución lenta y difícil hacia el trabajo decente. Se extrajeron enseñanzas de la aplicación de la Resolución de la CIT de 2005 y se evaluaron las innovaciones en materia de políticas en algunas esferas. Se tomó nota asimismo de los debates del Foro de Empleo Juvenil, que reunió a 100 líderes juveniles en Ginebra del 23 al 25 de mayo de 2012”.

Según ese Informe, la delegación peruana expresó en la Conferencia:
“Las intervenciones llevadas a cabo en su país con objeto de promover el empleo juvenil incluían: medidas a mediano y largo plazo para mejorar la formación profesional; el traspaso de competencias a los gobiernos locales para promover programas en favor de la juventud; el fomento de la productividad y la competitividad en las zonas rurales; la celebración de consultas sobre cuestiones juveniles, y la mejora de los marcos legislativos”.

El Presidente Ollanta Humala asistió a dicha Conferencia y pronunció en el Plenario un discurso en el cual dijo: “con un país en crecimiento y una economía que afronta con éxito las crisis externas, tenemos la responsabilidad de crear mecanismos para que miles de informales se formalicen”, y que la rentabilidad positiva es posible “cuando se da una combinación de trabajadores bien remunerados y bien calificados y no mediante la flexibilización laboral”.

Las conclusiones de la CIT 2012 fueron resumidas en cinco políticas públicas respecto a las cuales: “Estos programas deberían garantizar la igualdad de trato a los trabajadores jóvenes; f) incorporar objetivos de desarrollo favorables a la creación de empleo en políticas industriales y sectoriales que puedan facilitar la transformación estructural, contribuir a una economía ambientalmente sustentable e impulsar una mayor inversión pública y privada en sectores que generen empleos decentes para los jóvenes; g) promover un entorno de políticas y reglamentación que facilite la transición al empleo formal y a puestos de trabajo decentes; h) impulsar la participación de los interlocutores sociales en la toma de decisiones en materia de políticas por medio de consultas tripartitas periódicas, y i) establecer y consolidar mecanismos de seguimiento y evaluación a fin de medir el impacto y perfeccionar los instrumentos de las políticas aplicadas”.

En el pasado mes de octubre 2014 se realizó en Lima la 18a Reunión Regional Americana de la OIT. El Presidente Ollanta Humala inició su Discurso Inaugural con las siguientes palabras:
“Realizamos esta reunión en el Perú como una expresión de nuestro más firme compromiso con los objetivos que animan a esta organización: promover el trabajo decente, la justicia social y los derechos humanos y laborales de las personas”, y lo concluyó así:
“Tenemos una aspiración fundamental: a través de la educación queremos calificar la mano de obra, elevar las condiciones de empleabilidad y abrir oportunidades mayores para el acceso al trabajo formal. No queremos crecimiento en base a mano de obra barata. Queremos crecimiento con trabajo y condiciones dignas”.

Tomando la palabra al Presidente Ollanta el Gobierno podría solicitar la cooperación de la OIT y encargar el caso al Consejo Nacional de Trabajo y Promoción del Empleo, y recurrir además al Foro del Acuerdo Nacional, o a una Comisión Nacional ad hoc, de Alto Nivel, con representación del Estado, los empresarios, los trabajadores, los desempleados y la academia.

Para una información más amplia puede consultar mi blog profesional: https://cnmalpica.wordpress.com/

Referencias:

Ley 30288, Ley que promueve el acceso de jóvenes al mercado laboral y a la protección social:
http://www.mintra.gob.pe/normaCompletaSNIL.php?id=3812

Propuesta de política educativa frente a la cuestionada Ley 30288:
https://cnmalpica.wordpress.com/2014/12/27/20141227-carlos-malpica-faustor-propuesta-de-politica-educativa-frente-a-la-cuestionada-ley-del-empleo-juvenil/

Constitución Política del Perú:
https://www.google.com.pe/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&cad=rja&uact=8&ved=0CCEQFjAB&url=http%3A%2F%2Fwww.tc.gob.pe%2Fconstitucion.pdf&ei=dpKkVIObLoOZNuH2gogB&usg=AFQjCNGDmXsFtL49TQiRTQIOijxfjYmZjQ

101a. Conferencia Internacional de Trabajo de la OIT (Ginebra, junio del 2012):
Informe Final y Resolución de la Conferencia:
http://ilo.org/ilc/ILCSessions/101stSession/lang–es/index.htm
Informe V. La crisis del empleo de los jóvenes: ¡Actuemos ya!
Perú (págs. 14 y 15):
“41. El miembro gubernamental del Perú felicitó a la Oficina por el informe. Las intervenciones llevadas a cabo en su país con objeto de promover el empleo juvenil incluían: medidas a mediano y largo plazo para mejorar la formación profesional; el traspaso de competencias a los gobiernos locales para promover programas en favor de la juventud; el fomento de la productividad y la competitividad en las zonas rurales; la celebración de consultas sobre cuestiones juveniles, y la mejora de los marcos legislativos. Dentro del Programa Nacional de Empleo Juvenil «Jóvenes a la Obra» se llevaban a cabo iniciativas de formación y promoción de la contratación de trabajadores jóvenes, así como de intercambio de información. La OIT había realizado una contribución sustancial en ámbitos como la promoción de un crecimiento económico integrador para reducir la pobreza y en lo relativo a programas y políticas nacionales de empleo y políticas activas de mercado de trabajo. El orador subrayó la importancia de que la Comisión abordara las políticas macro económicas evaluando los objetivos relativos al empleo, pues ello era tan necesario como evaluar los tipos de cambio y los objetivos financieros. Además, hizo hincapié en la necesidad de considerar las cuestiones macro económicas junto con las relativas al empleo y a la juventud y de afrontar el asunto como un problema multi dimensional que había de resolverse. Finalizó subrayando la necesidad de influir en las instituciones internacionales para que tuvieran en cuenta el empleo, a fin de asegurar que la política macro económica se compaginaba con la política de empleo”.

Resolución adoptada en la 101a. Conferencia Internacional de Trabajo (Ginebra junio del 2012).
http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—ed_norm/—relconf/documents/meetingdocument/wcms_187080.pdf
“21. Los gobiernos deberían considerar con suma atención, en su caso, la posibilidad de: a) aplicar políticas que promuevan el empleo pleno, productivo y libremente elegido sobre la base del Convenio sobre la política del empleo, 1964 (núm. 122); b) promover políticas macroeconómicas favorables al empleo e incentivos fiscales que impulsen el crecimiento de la demanda agregada y la inversión productiva, aumentando así la capacidad de creación de empleo, y que faciliten el acceso a la financiación; c) asignar la máxima prioridad al empleo juvenil en los marcos nacionales e internacionales de desarrollo; elaborar, con la participación de los interlocutores sociales, planes de acción nacionales integrados, con plazos definidos y con objetivos medibles para el empleo decente; d) dar prioridad a las políticas de crecimiento generadoras de empleo que respondan al contexto económico actual y promuevan la sostenibilidad financiera a largo plazo, reconociendo al mismo tiempo que las medidas para impulsar el crecimiento deberían tener en cuenta las distintas realidades de los países; e) encontrar medios sostenibles desde la perspectiva presupuestaria para las intervenciones dirigidas específicamente a los jóvenes, como las políticas anticíclicas y las medidas para incidir en la demanda, programas públicos de empleo, mecanismos de garantía del empleo, infraestructura intensiva en empleo, subsidios salariales y de formación, así como otras intervenciones específicas en materia de empleo juvenil. Estos programas deberían garantizar la igualdad de trato a los trabajadores jóvenes; f) incorporar objetivos de desarrollo favorables a la creación de empleo en políticas industriales y sectoriales que puedan facilitar la transformación estructural, contribuir a una economía ambientalmente sustentable e impulsar una mayor inversión pública y privada en sectores que generen empleos decentes para los jóvenes; g) promover un entorno de políticas y reglamentación que facilite la transición al empleo formal y a puestos de trabajo decentes; h) impulsar la participación de los interlocutores sociales en la toma de decisiones en materia de políticas por medio de consultas tripartitas periódicas, y i) establecer y consolidar mecanismos de seguimiento y evaluación a fin de medir el impacto y perfeccionar los instrumentos de las políticas aplicadas”

El Presidente Ollanta Humala asistió a dicha Conferencia y pronunció un discurso. La Delegación Peruana circuló un Comunicado de Prensa al respecto:
http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/media-centre/press-releases/WCMS_182775/lang–es/index.htm
Extracto:
El Presidente peruano hizo referencia a la estrategia de su gobierno para mejorar la inserción de los jóvenes al mercado laboral, con programas de formación así como con aquellos destinados a fortalecer su capacidad de emprender. “Nuestro objetivo es que las nuevas generaciones sientan la seguridad de construir un proyecto de vida que les permita desarrollar sus capacidades en un mercado laboral exigente”, afirmó. El mandatario también recalcó los esfuerzos por disminuir la informalidad y destacó que “con un país en crecimiento y una economía que afronta con éxito las crisis externas, tenemos la responsabilidad de crear mecanismos para que miles de informales se formalicen”; afirmó también que la rentabilidad positiva es posible “cuando se da una combinación de trabajadores bien remunerados y bien calificados y no mediante la flexibilización laboral”.

18a. Reunión Regional Americana de la OIT, Lima, octubre del 2014):
https://www.google.com.pe/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=0CBsQFjAA&url=http%3A%2F%2Fwww.ilo.org%2Fglobal%2Fmeetings-and-events%2Fregional-meetings%2Famericas%2Famrm-18%2Flang–es%2Findex.htm&ei=uF-jVL-OC4ahNuachMAE&usg=AFQjCNGpzqHZfwnhMldYa4WRbKxOeweWXg&bvm=bv.82001339,d.eXY

Discurso Inaugural del Presidente Humala:

http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/multimedia/video/events-coverage/WCMS_314073/lang–es/index.htm
“Realizamos esta reunión en el Perú como una expresión de nuestro más firme compromiso con los objetivos que animan a esta organización: promover el trabajo decente, la justicia social y los derechos humanos y laborales de las personas.
La tarea de esta reunión reviste la más alta importancia en la coyuntura regional actual. Nuevas relaciones económicas, mayor interdependencia de los procesos globales y nuevos paradigmas de producción y demanda, configuran un contexto mundial complejo que, en el campo social y laboral, plantea retos y desafíos. Por eso que, hoy más que nunca, tenemos la necesidad de desarrollar, junto a los trabajadores y a los empleadores, las alternativas para modificar la relación entre el Estado y la sociedad civil, construyendo un mundo más humano, más justo, más solidario y equilibrado.
En efecto: Informalidad, discriminación, bajos salarios, baja productividad laboral, inestabilidad e incertidumbre, inseguridad y riesgos laborales, trabajo infantil, explotación, carencia de seguro social, entre otros males que debemos combatir, son el producto de la desigualdad y de la exclusión. La desigualdad y la exclusión se encuentran en el centro de nuestros problemas.
En tal sentido, si queremos mantener vigentes nuestros esfuerzos para alentar la creación de trabajo decente y establecer condiciones laborales conforme a los principios consagrados desde la creación de la OIT, es preciso y urgente atacar la problemática de la desigualdad con políticas públicas inclusivas.
Esto implica mejorar o crear nuevos mecanismos para estos fines, que generen nuevos equilibrios en nuestros mercados laborales, de forma más justa, equitativa, para los trabajadores y las empresas.
En este contexto, el rol fundamental del Estado es buscar dichos equilibrios o consensos entre los trabajadores y empresas, que permitan cerrar brechas de acceso a un empleo decente, fomente la creación de empleos, mejorando la productividad laboral y capacitación de los trabajadores.
Resulta por ello alentador que nuestros países, a pesar de la diversidad de sus respectivos procesos, hayamos asumido como propios los principios de la OIT, y estemos una vez más reunidos para dialogar, evaluar nuestros avances, compartir nuestras preocupaciones e intercambiar nuestras experiencias, definiendo líneas de trabajo comunes.
Agradezco no solo la presencia del señor Guy Ryder, la que apreciamos con afecto y con reconocimiento a su fecunda labor como Director General, sino también, el esfuerzo personal realizado para poder presentarnos este informe, el cual comparte de manera sustancial nuestro diagnóstico y prioridades.
Señores y señoras,
En el Perú nos hemos propuesto sentar las bases para eliminar la exclusión, y construir un Perú para todos. Esta es una aspiración legítima de todo el pueblo peruano y que requiere de la promoción de políticas económicas que vayan de la mano con el logro de nuestros objetivos sociales. Creemos que el crecimiento inclusivo requiere de la generación de empleo digno, de la protección social y de mejores ingresos para todos los peruanos.
El trabajo es un derecho. El trabajo dignifica a las personas, y el Estado tiene la responsabilidad ética de generar las oportunidades que permitan a cada ciudadano y ciudadana ejercer este derecho fundamental en condiciones formales y dignas.
El Perú actualmente pasa por un momento decisivo que no debemos desaprovechar. En los últimos 10 años el PBI per cápita se ha duplicado y los indicadores sociales han mejorado sustancialmente.
Hemos reducido la pobreza a la mitad, nuestra clase media crece y se fortalece, abarcando actualmente al 57% de la población. Nuestra economía es competitiva, y goza de una solidez macroeconómica suficiente para afrontar un contexto mundial cambiante. Merece destacarse la extraordinaria expansión de las inversiones. La inversión privada ha pasado de 19.3% del PBI en 2010 al 22.4% en el primer trimestre de este año.
La convergencia entre la política social y la política económica de mi gobierno han demostrado favorecer la creación del empleo y permitir mayores ingresos para la población.
Es por ello alentador que a la par del crecimiento que ha experimentado el Perú en la última década, se registró en el país una sostenida generación del empleo formal, que alcanzó un promedio de 4,8% al año, traduciéndose en la mejora de los ingresos e incremento del consumo de los hogares. De acuerdo al Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, en lo que va del actual gobierno se han creado 793 mil puestos de trabajo, 259 mil en Lima Metropolitana, y 534 mil en el resto del país.
Tenemos una aspiración fundamental: a través de la educación queremos calificar la mano de obra, elevar las condiciones de empleabilidad y abrir oportunidades mayores para el acceso al trabajo formal. No queremos crecimiento en base a mano de obra barata. Queremos crecimiento con trabajo y condiciones dignas”

Declaración de Lima:
http://www.ilo.org/global/meetings-and-events/regional-meetings/americas/amrm-18/lang–es/index.htm
Extracto:
“II. Expectativas en materia de políticas Los gobiernos, los trabajadores y los empleadores de la región acuerdan que estas conclusiones, concretas y pragmáticas, pueden servir de inspiración al desarrollo de políticas y como guía para la acción de la OIT en los próximos cuatro años. La OIT debería prestar asistencia a sus mandantes para que puedan implementar compromisos concretos a través de: 1. Un marco amplio de políticas para la promoción del empleo pleno, decente, productivo y libremente elegido, basado en las conclusiones de la segunda discusión recurrente sobre el empleo (103.ª reunión de la CIT, 2014). 2. Políticas para promover el respeto a la libertad sindical y la negociación colectiva, establecido en el Convenio sobre la libertad sindical y la protección del derecho de sindicación, 1948 (núm. 87), el Convenio sobre el derecho de sindicación y de negociación colectiva, 1949 (núm. 98), el Convenio sobre las relaciones de trabajo en la administración pública, 1978 (núm. 151) y el Convenio sobre la negociación colectiva, 1981 (núm. 154), incluyendo la identificación y eliminación de restricciones legales para el ejercicio de estos derechos, garantizando la debida protección y respeto al ejercicio de la actividad sindical. 3. Políticas para promover un entorno propicio para la creación y el desarrollo de las empresas, de acuerdo con la Resolución sobre la promoción de empresas sostenibles adoptada por la CIT en 2007, incluyendo los principios de empresas sostenibles, libertad de empresa y respeto al derecho de propiedad privada. 4. Estrategias coherentes e integradas para facilitar la transición de la economía informal a la economía formal, de acuerdo con el debate que se llevará a cabo en la Conferencia Internacional del Trabajo en 2015. 5. Políticas de restructuración productiva centradas en la transformación industrial hacia productos con mayor valor agregado. 6. Políticas de integración regional para promover un mercado ampliado en el comercio e inversión, con énfasis en la infraestructura, procurando incrementar la competitividad de las economías. 7. Políticas de salarios mínimos. 8. Acción inmediata, renovada y específica dirigida a abordar la crisis del empleo juvenil de acuerdo con lo establecido en la resolución de la 101.ª reunión de la CIT en 2012, en las siguientes cinco áreas: políticas de empleo y económicas para promover el empleo juvenil; empleabilidad, educación, formación y competencias y transición de la escuela al trabajo; políticas del mercado de trabajo; iniciativa empresarial y empleo por cuenta propia de los jóvenes; y derechos de los jóvenes”.

Anuncios

Acerca de cnmalpica

carlos@malpica.net http://www-slideshare.net/carlosmalpicafaustor Peruano. Profesor, Investigador, Especialista y Consultor Internacional en Administración y Planificación de la Educación; Planificación del Desarrollo Económico y Social; Reforma de la Administración Pública; Gestión Pública, y Desarrollo de Capacidades Nacionales. Ha dirigido visitas de estudio, misiones oficiales, cursos y consultorías en 40 Estados Miembros de América Latina, Estados Unidos de América, Europa, Asia, África y Estados Árabes. Lenguas de trabajo: Castellano, Inglés y Francés. Egresado de la primera promoción (1953) de La Cantuta (hoy Universidad Nacional de Educación - UNE), con estudios de especialización y postgrado en las Facultades de Educación de las Universidades de Puerto Rico, Chile y Nacional Mayor de San Marcos. Experiencia docente en Educación Secundaria, Normal, Superior y Universitaria. Ex-funcionario de la Alta Dirección del Ministerio de Educación, del Instituto Nacional de Planificación - INP, de la Escuela Superior de Administración Pública -ESAP, de la CRYRZA y del Instituto Nacional de Administración Pública - INAP. Representante del Perú en numerosas misiones oficiales en el exterior. Ex-funcionario de la UNESCO (París 1979-1993) en el Instituto Internacional de Planeamiento de la Educación - IIPE (Investigador, Asesor y Director de la Formación). Consejero ad honorem de la Delegación Permanente del Perú ante la UNESCO (París, 1993-1995). Ex-Asesor del Viceministro de Relaciones Exteriores, ex-miembro del Consejo Nacional de Educación, ex-Coordinador de la Comisión Presidencial de Educación y ex-Ministro de Educación (2003-2004). Actualmente: miembro de “Foro Educativo”; de la "Asociación Civil Presidente Ramón Castilla" para la Reforma del Estado y la Modernización de la Administración Pública (Presidente fundador); de la "Comisión Nacional de Asesoramiento Institucional del Colegio de Profesores del Perú - CPPe" (Coordinador); de la Asociación Civil Instituto Pro Gobernabilidad de la Educación - IGEPE" (Presidente). Ha publicado libros, informes de investigación, artículos y documentos técnicos sobre Experiencias Nacionales de Planificación Económica y Social, Administración Pública, Descentralización y Evaluación del Desarrollo, y sobre la formulación y evaluación de Planes, Programas y Proyectos Estratégicos de Educación. Ver: http://cnmalpica.wordpress,com/ Distinciones: "Palmas Magisteriales del Perú" en el Grado de Comendador; "Orden Andrés Bello" del Gobierno de Venezuela; “Profesor Honorario” de la Universidad Nacional de Educación; “Medalla a la Integración Simón Bolívar” de la CIPIS de Brasil; "Laureles Educativos" de la Confederación Nacional de APAFAS del Perú; "Doctor Honoris Causa" de la Confederación Mundial de Asociaciones de Padres de Familia; Profesor Honorario de la University of Silvaner Inc. de Panamá.
Esta entrada fue publicada en ARTÍCULOS, EN DIARIOS. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s